¿Cuánto tiempo aguanta mi lámpara?

Como todas las bombillas, también las lámparas para proyectores y televisores de proyección tienen su vida útil limitada. Esto quiere decir que prácticamente cada propietario de proyectores o televisores de proyección tiene que comprar repetidamente una nueva lámpara, en dependencia de la frecuencia y bajo qué condiciones use su aparato.

¿Qué influye en la vida útil de la lámpara?

La mayoría de las lámparas con mayor luminosidad tiene una vida útil de 2000 horas de funcionamiento, bajo condiciones óptimas. Los fabricantes no garantizan del todo esta vida útil, y sinceramente es muy raro adquirirla. En realidad, esto significa que si usas tu proyector de 2 a 4 horas diarias, en un ambiente limpio, libre de polvo y humo, a temperatura ambiente normal, la lámpara debería funcionar de 1500 a 2000 horas. De lo contrario, la vida útil de la lámpara sería más corta. Si usas un equipo 24 horas diarias, 7 días a la semana, el riesgo de que la lámpara se gaste antes de tiempo es más alto. Los proyectores más modernos, los proyectores de luminosidad más baja y los televisores de proyección suelen tener lámparas más duraderas (debería estar indicada en las instrucciones de manejo del dispositivo). La vida útil indicada se refiere solo a bombillas originales. Si pides una lámpara compatible con carcasa o sin élla, la vida útil puede ser más corta.

¿Por qué la lámpara para de alumbrar?

Hoy en día, la mayoría de los proyectores usa bombillas de mercurio que para emitir la luz utilizan el arco eléctrico entre dos electrodos, dentro de una cámara de cristal rellena de una mezcla gaseosa. La mezcla alcanza una presión de trabajo de más de 200 atmósferas y una temperatura de más de 1000 grados Celsius. El funcionamiento causa deformación y desgaste del material en los electrodos hace que aumente la distancia entre ellos. Cuanto mayor es la distancia entre los electrodos, mayor es la tensión eléctrica para crear y mantener el arco eléctrico. En cuanto la tensión supera la capacidad del balasto del proyector (alimentador de la bombilla), la lámpara deja de alumbrar. Otra razón por la que la lámpara deja de alumbrar es que fin de su vida útil. Por lo general, cuando la vida útil de la lámpara ha llegado a su fin, los proyectores rechazan el uso de la lámpara, a modo de autoprotección contra su explosión. El proyector también puede apagar la lámpara, anticipadamente si no es capaz de enfriarla lo suficiente. Esto puede ser causado por un defecto de fábrica de la lámpara o por enfriamiento insuficiente, debido a atascos en los filtros, defecto de ventiladores o bloqueo de entrada del aire, en los respiraderos del proyector.

Los proyectores más novedosos llevan bombillas más modernas que suponen una vida útil más larga. Combinándolas con el régimen ecológico, que alarga la vida útil de la lámpara disminuyendo la brillantez de la imagen, se puede lograr una vida útil de hasta 5000 horas de funcionamiento. En nuestro gráfico ha quedado claramente demostrado qué influye en la vida útil de una lámpara de proyector y cómo alargarla. Afortunadamente, las lámparas tienen la garantía garantía que debe proteger a los consumidores ante el desgaste anticipado de la lámpara.

 

Si ya sabe todo lo necesario sobre las lámparas queda solo elegir la correcta

Guía super rápido de las lámparas

Encuentra lámpara con 2 clics

Lámparas para proyectores

Lámparas para TV